Diferencia entre vinilo infantil y adhesivo corriente

A veces confundimos el término vinilo decorativo con el de un simple adhesivo, con el de una simple pegatina. Los vinilos infantiles para nada son así y el resultado que se consigue no es el mismo ni tiene nada que ver una cosa con la otra. Cuando hablamos de los vinilos decorativos infantiles (o bien para el resto del hogar) debemos saber que se trata de un elemento decorativo que logra un acabado perfecto, que consigue fundirse con la pared, logrando que parezca que la propia imagen, el dibujo, haya sido perfectamente pintado sobre la pared creando un efecto sorprendente.

Además, decir que los vinilos decorativos pueden ser de infinidad de tamaños, de colores, de formas, una amplia gama de posibilidades a nuestra entera disposición.  Por el contrario no puede decirse lo mismo de las pegatinas, unos elementos que en la mayor parte de los casos no están preparados para ser colocados en la paredes, se despegan con gran facilidad de la superficie en la que se ha instalado, y no consiguen los resultados y acabado que se logra con la instalación de un vinilo.

2013-04-25 19 08 32

También decir que los vinilos están fabricados con la idea de ser adheridos sobre la pared, es un elemento fabricado para ello, con todas las características idóneas para lograr los resultados deseados. En cambio las pegatinas o adhesivos corrientes no son aconsejables para instalar en nuestra pared ya que el pegamento o adhesivo que posee detrás no está fabricado para tener una perfecta adherencia sobre la pared.

Encontraremos opciones que duren más que otras, pero nunca serán alternativas tan ideales como los vinilos decorativos infantiles, ya que están fabricados especialmente para ello, para su perfecta adherencia en las paredes u otras superficies del hogar. Si quieres calidad, diseño, durabilidad, y precio, opta siempre por los vinilos decorativos, una opción que de buen seguro que garantiza resistencia, estilo y sofisticación.