Los álbumes digitales, una alternativa en el sector fotográfico

Los álbumes digitales de fotos se han convertido en los últimos años en una alternativa en el sector fotográfico, acuciado por la crisis galopante que supuso la práctica desaparición de los revelados de carretes tras la caída de la fotografía analógica para ser sustituida por la digital.

La imparable irrupción de las cámaras digitales y móviles que permiten el visionado directo y el retocado in situ de las instantáneas ha acabado en la práctica con el revelado. Por ello, los laboratorios y establecimientos especializados de fotografía han tenido que encontrar alternativas para sobrevivir. Y entre ellas, el álbum digital  de fotos es una de las soluciones más importantes, junto también con los regalos personalizados con fotos.

El gran avance en las técnicas de impresión digital en los últimos años, junto con el desarrollo los potentes software de maquetación que se han desarrollado han permitido plantear la confección de álbumes de fotos desde una sola unidad a precios muy asequibles.

Estos álbumes no son más que la renovación de aquellos antiguos en que se pegaban las fotos protegidas por una lámina de plástico transparente, pero con la diferencia de que están impresos directamente, con una flexibilidad que permite la personalización total desde la portada y contraportada hasta cualquiera de las páginas interiores con las fotos, textos y diseños que se quiera poner. Esas enormes posibilidades en la maquetación son posibles a los software automatizados que se han desarrollado en los últimos años, que permiten que el cliente final lo haga todo, partiendo de unas páginas prediseñadas que pueden modificarse al gusto del consumidor.

Entre las diversas posibilidades existentes, el  foto álbum  más demandado es el que está confeccionado con las modernas imprentas digitales de tecnología láser, que pueden adquirirse bien con una tapa blanda similar a la de las revistas o bien con una tapa acolchada que le confiere una gran elegancia. Los precios de estos productos no tienen comparación con los álbumes profesionales en los que se imprime directamente con papel fotográfico, y        además la calidad de impresión se ha acercado mucho entre estos dos productos.

No obstante, los nostálgicos de la fotografía tradicional siguen siendo fieles a su papel foto de sublimación, cuya mayor ventaja es la resistencia al paso de los años hasta poder sobrevivir durante más de un siglo si las condiciones de conservación son adecuadas. Siempre habrá quienes se resistan a los cambios y estén dispuestos a pagar por ello un sobreprecio adecuado y no habrá nadie ni nada que pueda impedírselo.

Lo que está claro es que, bien los álbumes digitales de tecnología láser o bien los profesionales de impresión fotográfica, son una de las salidas más importantes que han encontrado las tiendas de fotografía para sobrevivir, junto con los regalos personalizados que tan de moda se han puesto en los últimos años y que permiten plasmar una fotografía en todo tipo de productos, como bolsos, monederos, cojines, tazas, puzzles, calendarios, mantas, bandejas, relojes, platos y muchísimos más productos que puedan ocurrírsete.