Prensado de acero y sus ventajas en la construcción y la industria

¿Sabes cómo se ejecuta la conexión de toda esa fontanería que se encuentra en tu propiedad de manera que todo quede inmejorablemente funcional, sin averías  de ningún tipo? Debemos empezar por decirte que lo más seguro es que todas esas uniones deben estar hechas bajo uno de los sistemas más modernos de aleación y aseguramiento: el prensado de acero.

Probablemente, si no somos entendidos en el tema como lo sería un ingeniero, fontanero, o técnico hidráulico, vendrá a nuestros pensamientos uniones hechas a través del viejo método de soldadura tan antiguo como la historia misma.

Pero actualmente los avances han permitido el desarrollo sostenido de procesos que no requieren de anticuadas técnicas, que si bien fueron indispensable en aquellos momentos de la construcción de grandes civilizaciones y sociedades, hoy día quedan como parte del ayer.

El prensado de acero viene a ser un ingenio empleado de manera muy habitual y que tiene la ventaja del uso del acero inoxidable como elemento base en su fabricación. Dicha práctica se fundamenta en la unión de dos piezas, una de mayor y otra de menor diámetro que permanecen por completo selladas al ser acopladas entre sí bajo presión, consiguiendo un ajuste perfecto evitando la fuga de cualquier producto que circule dentro de sí.

El sector metalúrgico, el de la  fontanería y la construcción en general e incluso la industria naviera, ha recibido con beneplácito este sistema, debido a que su uso es garantía de durabilidad y funcionabilidad cuando se instala en cualquier nuevo proyecto e incluso en la restauración de edificaciones antiguas que se han deteriorado con el pasar del tiempo.

Por lo tanto, el uso del prensado de acero es y seguirá siendo, por un largo tiempo, un método más que seguro, confiable y versátil con un gran abanico de posibilidades en la construcción y la industria.

Deja un comentario