¿Planeando un evento familiar o empresarial? un catering resulta ideal

Si piensas en organizar celebraciones especiales, un catering es un servicio indispensable para bodas, cumpleaños, graduaciones, despedidas de solteros, inauguraciones, eventos empresariales, etc. Esto facilitará parte de la organización en cuanto a la preparación y presentación de banquetes que serán previamente elaborados o incluso cocinados en el sitio.

Algunas empresas cuentan con servicio de decoración y ambientación del espacio disponible para la respectiva puesta en escena. Estos catering suelen ser preparados por chefs y jefes de cocina, otras compañías tienen la suerte de poseer entre sus filas especialistas en gastronomía internacional. Expertos que logran trabajar bajo presión, sin alterar su excelente desempeño, creatividad e imaginación en las artes culinarias.

Muchas de estas agencias podrán ofrecerte un planificado menú que irá de acuerdo con el tipo de evento que realizarás, tratando de satisfacer en esencia los requerimientos solicitados por ti. La selección de un buen equipo es fundamental para el éxito de cada celebración, debemos dejar en claro que no todas tienen una brigada que ejecuten varias funciones.

Por esto, si deseas tener el mejor equipo multidisciplinario para tu celebración, asegúrate que dentro de sus integrantes haya: chefs, ayudantes de cocina, mesoneros y barman, que estén dispuestos a preparar los mejores platos y bebidas adaptados a la temática del evento, cumpliendo con el menú solicitado.

¿Qué ofrece en general un catering?

Esto dependerá de la empresa, pero trata de conseguir aquellas que te den garantías, como atención de primera, responsabilidad y calidad. Verifica que cuenten con una serie de opciones que te darán la oportunidad de mejorar el festejo.

  • Valida que la gama de alimentos para la elaboración sean frescos y de temporada, porque resultarán, no solo los más baratos, sino los más deliciosos.
  • Por supuesto, si hablamos de comida, confirma que todo se encuentre completo dentro del servicio como: sillas, mesas, vajillas, mantelería y cubertería.
  • En caso de que sea un bufé solicita la orientación de un chef, recuerda que aquí los comensales se sirven solos, y, en este sentido, estos profesionales pueden indicarte qué platillos son fáciles de servir para evitar accidentes, que no se complique la movilización de los comensales, etc.
  • Los mini platillos y aperitivos son los mejores en los casos de los bufés, siendo su característica principal el que puedan comerse sin cubiertos. Para un evento empresarial los coffee break son los ideales, al ser servidos entre intervalos durante las diferentes actividades.